OTROS CLASICOS

Un espacio para aquellos films poco recordados del período clásico y neoclásico

Name:
Location: Capital Federal, Argentina

Tuesday, December 19, 2006

REMAKES GEMELAS



Hollywood siempre se nutrió de otras expresiones, durante su etapa de consolidación, allá por la década de 1920, cada vez que buscó una historia lo hizo en la literatura, en alguna pieza teatral o en musicales de Broodway. La industria, una vez madura y con un largo camino recorrido comenzó a hurgar en su propio archivo, y así comenzó una época de grandes reciclajes. Algunos films ganaron en esta segunda oportunidad, pero otros no consiguieron esa suerte. Entre los que no salieron bien, encontramos un caso curioso, en el que las similtudes son inobjetables. A este pequeño error (creemos que de los productores) nos vamos a dedicar en esta ocasión. En la década de 1930 se hicieron grandes e inolvidables comedias, entre las que se encotraban "Lady Eve" (Preston Sturges) y "My Man Godfrey" (Gregory LaCava). Pero hubo que esperar hasta 1956 para que la primera de las dos tuviera su espantosa remake de la mano de Norman Taurog (director de muchas de las películas de Jerry Lewis con Dean Martin y las de Elvis Presley) actuada por uno de los ingleses más dandys: David Niven. El film se tituló "The Birds and the Bees" y fue producido por la Paramount. En el mismo se narra la misma historia en la que un padre y su hija, ambos jugadores de póker, van engañando a un tonto millonario durante un crucero. De más esta decir que el film no tiene la menor gracia y falla en todo lo que acertaba la versión original. Pero parece que la experiencia no fue del todo aleccionadora, ya que al año siguiente la Universal cometió el mismo fallido al rehacer "My man Godfrey", que se llamó de la misma manera. El director esta vez fue Henry Koster (había dirigido la del conejo "Harvey") y el protagonista fue otra vez David Niven. La película de LaCava contaba la historia de un mendigo en la depresión que llegaba a ser el mayordomo de una familia aristocrática, y todas las puertas graciosas que esta trama puede abrir. Aquí la cuestión se vuelve a poner oscura, el elemento más fuerte es que si bien Niven interpreta al personaje en su faceta de mayordomo a la perfección no puede hacer nunca, por razones obvias, el papel de mendigo. Tal vez esta serie de desaciertos responda a la decadencia que sufría el reinado de los estuidos anticipando la caída al final de la década de 1960. Increíblemente esta historia de los refritos sigue castigando a los espectadores hasta el día de hoy.

Labels:

2 Comments:

Anonymous http://flowersmix.blogspot.com/ said...

te gusta???

6:05 PM  
Blogger bytestyle12 said...

Far too many people don't understand that there are various medical studies that have been published which strongly indicate that playing games that require .
Cadillac Catera AC Compressor

1:49 AM  

Post a Comment

<< Home


View My Stats