OTROS CLASICOS

Un espacio para aquellos films poco recordados del período clásico y neoclásico

Name:
Location: Capital Federal, Argentina

Sunday, February 04, 2007

THE INCREDIBLE SHRINKING MAN (1957) I PARTE


Pocas historias llamarían tanto la atención como la de un hombre naufragando en su propio sótano, más si esta es sólo una parte de ella. Jack Arnold creó para la Universal uno de los films más perturbadores de la era dorada de la Ciencia ficción, allá por los años '50 llamado "The Incredible Shrinking Man". La cocktelera del género, que por esa época se mantenía subterráneo bajo la etiqueta de la clase B tenía diferentes ingredientes que según su combinación el trago variaría. Podíamos ver una de "zombies", "marcianos", "crisis atómica" o la que nos viene al caso en esta oportunidad "mutaciones". Todas las espcialidades anteriores casi siempre servían para hablar de temas prohibidos por el código o para expresar ciertos miedos ante los posibles conflictos de la guerra fría o persecusiones políticas. Pero en casi todas estaba presente un tema dominante que era la responsabilidad del hombre ante el avance de la ciencia y su posición ética ante el asunto. El film de Arnold, cuya genialidad argumental proviene del guión del maestro Richard Matheson, es una película que puede leerse en varios niveles: el hombre que no tiene aceptación por sus pares cuando deja de ser semejante, la ciencia que no puede ofrecer todas las respuestas y la supervivencia de la especie en todas las escalas. Increíblemente todas estas líneas estan trabajadas con una maestría absoluta tal que la convierte en una parada obligada a la hora de hablar de grandes obras. La narración se divide en dos partes, la primera a rítmo frenético en la que el protagonista va perdiendo altura, curiosamente su mujer al comienzo cree que es el peso y dice una frase que más tarde cobraría un sentido trágico "Te haré pasteles y dulces, te sentirás un niño nuevamente". Esta todo dicho, a medida que pierde altura va perdiendo el dominio sobre su caracter hasta transformarse en un ser oscuro. Este pasaje es llevado de manera rápida pero gradual. Al comienzo su matrimonio se deteriora debido a su masculinidad decreciente y decide huir, en la fuga conoce a una mujer enana, más baja que él, por la que siente atracción, a partir de ello decide abordarla, allí la vida vuelve a cobrar sentido, pero esto dura muy poco. Al descubrir que él sigue encogiendo, y que ella ahora lo supera en estatura, decide abandonarla (otro síntoma de pérdida de masculinidad), acto seguido vuelve a lo de su esposa, pero para vivir en una casa de muñecas: finalmente se completado la feminización. (Continuara...)

Labels:

4 Comments:

Anonymous Andres Valenza said...

A mi entender uno de los mejores films de Ciencia Ficción que haya visto jamás. Sólo muy pocas pueden superar la inmensa lucha de un ser tan pequeño.

3:21 PM  
Anonymous Tommy said...

Vi todos las películas de esta temática, inlusive las que se hicieron a fines de los '80 y principios de los '90. Desde encoger a los niños hasta la de agrandar al bebé. Inclusive la versión de la mujer menguante, y en todas encontré un vuelco hacia la comedia. Creo un poco por no saber como resolver este tipo de trama. Sólo en "El hombre menguante" encontré seriedad, y dramatismo.

4:53 PM  
Anonymous Jorge Olives said...

No sólo hay que darle crédito a Jack Arnold, también hay que acordarse de Matheson, que casi todo lo que escribe de alto nivel.

6:54 PM  
Anonymous Dem_90 said...

Muy bueno el análisis, espero la segunda parte. Es tan buena la película? Todavía no la vi

9:02 PM  

Post a Comment

<< Home


View My Stats