OTROS CLASICOS

Un espacio para aquellos films poco recordados del período clásico y neoclásico

Name:
Location: Capital Federal, Argentina

Thursday, May 10, 2007

THE RIVER'S EDGE (1957)



Podría escribirse un libro entero sobre películas de ladrones solitarios que huyen de la policía con un gran botín intentando escapar a la frontera mejicana ¿Y saben qué más? El mayor porcentaje de esas cintas dan como resultado grandes, “pequeños” films. En esta oportunidad al que le toca huir es nada menos que a un demente Ray Milland, cuyo rasgo característico es su extrema frialdad a la hora de afrontar un hecho adverso. Un personaje elegante que viaja con su auto deportivo por la desértica carretera de la costa oeste norteamericana con un maletín que contiene una importante suma de dinero conseguido a sangre fría. La historia comienza realmente cuando Milland ya está acorralado por la ley y debe enfrentarse a una ruta cuya aduana tiene que evitar. En una casilla en las afueras de un pueblo perdido conoce a un guía (Anthony Quinn) que está acompañado por su bella y rubia esposa interpretada por Debra Paget. Quinn es el único con el conocimiento para cruzar las montañas por un camino alternativo y depositar al forajido a salvo en el país lindero. Ray primero coquetea con la esposa de Anthony hasta conquistarla, más por el dinero que por sus dotes de seducción, y luego contrata los servicios del lugareño, que intuye este juego de infidelidad de su mujer. Los tres parten en un viaje a pie por los calurosos montes de California bajo un clima de tensión asfixiante. En algún punto el tema podría ser los celos de un hombre ante el fracaso de su matrimonio, y un viaje iniciático para poder resolver el conflicto que le causa el abandono o visto desde otro lugar, una obra machista que condena la infidelidad femenina en una época en la que ésta amenazaba con dejar de ser ama de casa.
La dirección de esta novela de bolsillo está a cargo del mítico Allan Dwan, que como sabemos intercala en su extensa filmografía tantos aciertos como desventuras. Muchas veces a Dwan se le encomendaron producciones de gran calibre que no tuvieron buenos resultados, todo lo contrario sucedió cuando dirigió este tipo de mini films. En esta road movie con estructura de western sólo utiliza a 8 actores (contando los secundarios), y a un escueto equipo técnico, lo que para la grandilocuencia de Hollywood es casi impensado. Lástima que para el experimentado realizador sería uno de sus últimos trabajos ya que sólo haría tres películas más y serían definitivamente de clase b, sin discusión alguna. Muchos críticos y espectadores vieron esta historia como un producto de poca monta porque los personajes carecían de profundidad psicológica, cuestionamiento muy de moda por esos años, pero creo que el tiempo le otorga, a mi juicio un carácter plenamente cinematográfico que nos recuerda a aquellas películas que veíamos por la televisión en nuestra infancia.

Labels:

23 Comments:

Anonymous Florinda Chic said...

No recuerdo esta película, pero el post es como siempre, muy ilustrativvo. saludos!

12:45 PM  
Anonymous Julio Olives said...

Ray Miland es uno de los actores que más me gustan. Esta película la vi hace mucho tiempo y creo que era una de las mejores del actor, interpretando a un malo muy malo.

2:26 PM  
Blogger Heriberto said...

No conozco la pelicula, Budokan. Pero, hay algo fascinante en las road movies, y en las novelas del camino; tiene un atractivo universal porque posiblemente esa escapada nos oque mas de una fibra en nuestro inconsciente, en todo caso valdria la pena pensar en el porque de la atraccion de este tipo de peliculas

7:36 PM  
Blogger Heriberto said...

Ah Ray Millan, un clasico de clasico, recuerdo cuando presentaba unos episodios de westerns.

7:36 PM  
Blogger kinettic said...

es de esas peliculas que inspiran muchas otras q se hacen conocidas y ganan millones :-D

eres de argentina?
con razon no ibas a ubicar mucho a la blanca...pero creo q la pelicula En la cama, (casi nominada al Oscay y fue nominada al Goya)llego a argentina, o por lo menos a bs aires...es muy muy buena...

www.enlacama.cl salen trailers


saludos!
http://kinettic.blogspot.com

7:57 PM  
Blogger Persio said...

que gracioso post, cuantas maneras de conocer un film sin ni siquiera haberlo visto...
gracias!

10:15 AM  
Blogger Natalia Book said...

Otra buena elección. me estás haciendo recordar muy buenas películas.
Saludos

11:54 AM  
Anonymous Mariana said...

Las road movies siempre tienen un atractivo extra y por eso es que me gustaría verla sin dudarlo.

5:23 PM  
Blogger ALOMA69 said...

Estupendo blog cinéfilo y de recordatorio de viejos clásicos que alguna vez vimos en tv.
Me apasionan estas películas en balnco y negro de fugitivos con mujer fatal incluída.

Un saludo y gracias por visitarme!!!

12:56 AM  
Blogger Rosenrod said...

La serie B de aquellos años es todo un vivero de joyas como ésta. Lástima que luego quedaron semitapadas por los grandes clásicos; qué bueno que les dediques un espacio.

Un saludo!

3:17 AM  
Anonymous troncha said...

Que importantes son las atmósferas asfixiantes en el cine, como el calor determina las reacciones de los personajes, esa climatología extrema, ahora mismo se me viene a la cabeza una película con ese mismo "personaje" como es el calor... "La caza" de Carlos Saura.

6:47 AM  
Blogger Manuel Márquez said...

Excelente reseña, compañero. Soy uno más de los que no tenía ni la más mínima idea de su existencia (como de tantas y tantas...), y textos como el tuyo incitan a ponerse en su búsqueda y degustarla (que, en última instancia, es de lo que trata esto de escribir sobre cine, ¿no...?).

Un abrazo.

8:49 AM  
Blogger MALEFICABOVARI said...

No conozco la película yo tampoco, pero a mi lo de el coche, la pasta, y la traición, ya me sabe a gloria, por otra parte, no creo que los personajes debieran de tener mas profundidad psicológica que la que tenían. Uno era un ladrón de guante blanco y estrategias rudas y frías, el otro, un cornudo que encima se vende por lo que sea, en este caso parece que hasta por la pasta cede a su mujer, no es así? Y luego la otra, que hace lo que le da la gana, y la razón tb es obvia... pues no le veo yo punto negro alguno. Tengo que verla ya y contarle, cómo podré encontrarla? Deme pistas, aquí en Madrid, iré al afnac, igual pidiéndola.. sí, me entraron ganas de ver la "poco psicología que cuestionan tres de los encerados de Hollywood". Un beso fuerte, qué buenas las fotos, cómo siempre¡

9:53 AM  
Blogger Cineahora said...

Muy cierto que Allan Dwan se desenvolvía mejor en producciones más pequeñas.
A mí también me recuerda a esas películas que veíamos por televisión, un sábado por la tarde, o noche.

Saludos !

10:52 AM  
Blogger Jacquie said...

Interesante :)

4:57 PM  
Blogger LuisBond said...

Tampoco la vi! Tengo ke actualizarme con estos clasicos! Me siento brutico =p. Saludos!!!

9:24 PM  
Blogger BUDOKAN said...

Julio: Ray Milland es un grande de verdad!

Heriberto, Mariana, Aloma69: El tema de las road movies es para pensarlo largo ya que como mencionas sirve como disparador de otras cosas.

Kinettic y Rosenrod: Es cierto que este tipo de films sirven de inspiración para obras maestras. Buena apreciación

Troncha: El clima en estos casos sirve para metaforizar, es cierto. Tengo que ver urgente la película que nombras de Saura.

Malefica: No hay personajes más autenticos en el mundo del cine que los que describes tan claramente. Que sean unidimensionales no los hace menos auténticos. Al ser de Argentina no sé donde puedes comprar la película, creo que por la web.

Cineahora: Coincido en que Dwan estaba destinado para hacer este tipo de films chicos.

Florinda,Persio, Natalia, Manuel, Jacquie, Luisbond: Gracias por escribir.

10:29 PM  
Anonymous Winnie said...

Podrías hacer un especial de road movies? Es uno de mis géneros favoritos!

6:13 AM  
Blogger DECKARD said...

Tengo una relación de amor-odio con su blog. Me encantan sus recomendaciones, pero hacen que me dé cuenta de todo lo que me queda por ver y me entra el vértigo existencial.

Un saludo!

7:48 AM  
Blogger harry-o said...

Hola.
Estupenda película de Allan Dwan, director que sabía retratar con convicción retorcidas personalidades. Ray Milland siempre fue un actor elegante dentro y fuera de las pantallas (es uno de mis favoritos). En España este film se tituló "Al borde del río".
Gracias por descubrirme este fantástico blog.
Un saludo.

12:22 PM  
Anonymous cinécdoque said...

en efecto, montones de ladrones tratan y seguirán tratando de huir hacia méxico.

un detalle que probablemente te parezca gracioso: al final de la huida de peckinpah aparece una leyenda que va más o menos así:

"la pareja de ladrones consiguió escapar hacia méxico"

bajo el cual la censura mexicana agregó un simpatiquísimo:

"donde fueron capturados por las autoridades"

saludos

3:02 PM  
Blogger BUDOKAN said...

Winnie: en algún momento me dedicaré a más road movies, ya que el género me apasiona.

Deckard: creo que eso nos pasa a todos con los blogs de los otros, por ejemplo a mi con el tuyo. Pero es muy bueno que suceda porque es una admiración recíproca.

Harry: Elegante y duro es la mejor forma de definir a Ray Milland.

Cinécdoque: No conocía la anécdota sobre el film de "Bloody" Sam y me han dado ganas de investigar un poco sobre la fuga para postear algo. Me has dado una buena idea.

8:40 PM  
Blogger travismagee said...

Obra menor, pero simpática, pues con pocos medios e intentando solamente agradar y entretener, consigue una película interesante, entretenida y disfrutable. No es una obra maestra, ni mucho menos, pero se sigue con interés.

5:10 AM  

Post a Comment

<< Home


View My Stats