OTROS CLASICOS

Un espacio para aquellos films poco recordados del período clásico y neoclásico

Name:
Location: Capital Federal, Argentina

Saturday, June 23, 2007

THE LAST WAGON (1956)



Acaban de finalizar los títulos y observamos el cañón de un rifle que apunta hacia un hombre montado a caballo lejos a la distancia. El arma dispara y el hombre cae abatido pero no hay tiempo para detenerse a pensar ya que desde otro lado seguimos oyendo disparos. Ahora reconocemos que quedan dos y ambos se enfrentan en esta contienda contra Richard Widmark, siempre con su rubia cabellera corta, que en esta ocasión se ha quedado sin balas. Uno de los cowboys baja de la montaña para liquidarlo pero Widmark lo sorprende matándolo también con la frialdad de su cuchillo. Finalmente el último de los tres que quedaba termina derrotándolo, hiriéndolo y llevándolo encadenado a rastras de su caballo. Increíble comienzo de película que arranca con la acción misma y la incógnita de no saber bien que es lo que sucede. El maltrato que sufre nuestro héroe en esta primera parte es de una crueldad bárbara y esto comienza a explicarse cuando descubrimos que es un indio comanche y que el sheriff encarna a un racista afiebrado. Pero lo que parece que va a ser un film de traslado de prisionero se desarticula para cambiar de rumbo hacia otro tipo de historia. Una caravana los intercepta y a partir de allí Richard va a ser encadenado a una rueda con los brazos extendidos cual Cristo en la cruz. Pero esto va a volver a cambiar cuando los apaches incendien y maten a casi todos los tripulantes de este convoy para que ahora sí Widmark con un grupo de jóvenes, divididos en anti indios y pro indios deban atravesar guiados por su prisionero indígena el temido cañón de la muerte antes que los apaches los encuentren para liquidarlos. Todo este extenso y complejo planteo no hace más que situarnos nada más que en la primera media hora del film por lo que podemos deducir que es uno de los más impactantes comienzos de película que hayamos visto alguna vez.
Delmer Daves nunca fue considerado parte del olimpo de esos directores endiosados por la crítica pero siempre estuvo al pie de ese monte dorado y este film justifica ese lugar. Con una trama que subraya la psicología con la que accionan los personajes, todos ellos construidos con algún conflicto interno, el realizador da cuenta de su predilección por historias que contengan este tipo de rasgos, un ejemplo de ello es también “3:10 To Yuma” (1957). Este western no llega a ser de los denominados psicológicos como el anterior pero sí se apoya mucho para construir a los personajes como si fuesen un fruto con corazón y no simples formas vacías. En cuanto al relato, además de atravesar este territorio hostil no sólo para salir con vida será para estos jóvenes, que el día de mañana forjarán el futuro de este estado naciente, la iniciación como adultos responsables bajo una ética que deberán fortalecer en algunos casos y en otros modificar. No podemos hablar de elementos reaccionarios plenos por parte de Daves en este film por el simple hecho que quién proponga esa concientización sea un indígena ya que había una tendencia en la época de reivindicar un poco la causa de los indios. Pero hay un elemento que no es menor y requiere un análisis más preciso en que hay que tener presente que el origen racial de Widmark en la historia es blanco. O sea que podría ser un blanco que aprendió de los comanches aquellos secretos de la naturaleza y la lucha por sobrevivir para transferirlos a los blancos y de esta forma generar una conciencia para que se respeten ambas razas, porque sólo a través de un blanco los mismos blancos podrán aceptar este concilio.
En cuanto a los elementos menos logrados hay que resaltar que el final es demasiado feliz pero no es esta buenaventura lo que molesta sino que se nota lo forzado por la imposición de la Fox muy a disgusto del realizador. Lo último que nos queda es la química que logran Widmark, siempre gigante y la belleza, de una actualidad increíble, que irradia Felicia Farr.

Labels:

24 Comments:

Blogger Manuel Márquez said...

Compruebo, una vez más, compa Budokan, tu especial querencia por el género del western, uno de los primordiales. En mi caso, he de reconocer que, por más esfuerzos que he hecho en algún momento por acercarme a él, no termino de hacerlo con continuidad y consistencia -y no es que no me guste, es que me cuesta, me cuesta, y no sabría explicarte el por qué...-.

Ah, y una vez más, también, felicidades por tu excelente reseña: de ésas que animan a ver el film reseñado.

Un abrazo.

11:38 PM  
Blogger - YOGUR - said...

Decir que no me gusta el western sería una afirmación desmesurada porque alguna película de este género me ha gustado pero reconozco que no es una de mis pasiones.

Lo que no te puedo negar es que me dejas impresionado por los conocimientos que tienes del cine más clásico.

Eres un erudito del tema.

Saludos compañero ;p

1:45 AM  
Blogger Dr. Hichcock said...

Esta la tengo en pendientes. Richard Widmark siempre me ha parecido un actorazo y verlo sufrir en vez de haciendo sufrir ha de tener lo suyo. Excelente crítica.

2:08 AM  
Blogger Cineahora said...

Guardo un grato recuerdo de este western. Y Delmer Daves un director a reivindicar, y si no, ya veremos que tal les sale este remake de "3:10 to Yuma" que Hollywood ya tiene casi a punto.

Saludos.

2:28 AM  
Anonymous dude said...

La historia me suena muchisimo, pero realmente no se si la he visto.

Mi padre es un gran fan del genero western, y cuando era niño, me vi con el todas las que podia, algunas muy malas, otras, clasicos.

Muy interesante lo del tren del terror, no la he visto, pero tienen que estar bien, a mi todas las de la Hammer me encantan y es como dices, tú, por las atmosferas que desprendian.

salu2

3:05 AM  
Blogger El Criticón said...

Sólo quería saludarte, querido BUDOKAN.

Me gustan tus análisis de los clásicos, jeje.

Un saludo!

4:10 AM  
Anonymous Alex said...

Estupenda película. Aquí en España fue titulada como "La Ley del Talión" en clara referencia a la justicia del ojo por ojo que imperaba en los territorios fronterizos del far west.

Gran película, insisto. Y qué razón tienes al describir la inenarrable belleza de Felicia Farr. Es, de hecho, una de las mujeres más bellas que he visto en una pantalla. En "Bésame, tonto" su presencia producía escalofríos. Afortunado, Jack Lemmon, por tenerla a su lado durante toda su vida.

Saludos, Budokan.

7:46 AM  
Anonymous troncha said...

Una vez más una acertadísima reseña como no podría ser de otro modo.

Genial!!!

8:54 AM  
Blogger Nelson, un habitante del patio said...

Es un verdadero desafío cinéfilo, éste que nos deja Budokan en cada comentario. A ver si me la puedo conseguir para verla.

Saludos,

9:39 AM  
Blogger Jacquie said...

Yo tengo una prima que se llama WAgon de apellido... nada que ver no?

BESO

8:35 PM  
Blogger travismagee said...

Buen western, con un gran guión y una interpretación de Widmark admirable. Se ve con, primero sorpresa por la premisa de la historia, y después con admiración por su resolución. Resulta un tanto extraña, sí, pero deja un grato recuerdo y ganas de volver a verla, pasados unos añitos.

9:53 PM  
Blogger Angus said...

Vaya presencia tenía Richar Widmark en la pantalla... Ya no hay estrellas como esa en Hollywood.

12:07 AM  
Blogger Milgrom said...

Si Delmer Davies es uno de esos directores olvidados, Richard Widmark es uno de esos actores que debería estar junto a los grandes, pero que siempre permanece en un segundo plano, a la sombra de gente con cuyo talento puede competir sobradamente.

2:54 AM  
Blogger Clara said...

Tu blog está siendo más util q mi asignatura de historia del cine. El temario del western se reduce a La diligencia o El hombre que mató a Liberty Walance... ¿De qué manera iba a conocer yo todos estos clásicos?

Un besazo

3:56 AM  
Blogger Rosenrod said...

Una auténtica maravilla, Budokan. Y cuántos buenos artesanos había en esos años, y que han sido injustamente olvidados por la crítica...

Un saludo!

4:20 AM  
Blogger hera said...

Es tán interesante la manera en como describes las peliculas que no resisto el verlas...
una pregunta: ¿también te gustan las clasicas extranjeras?

si es así me gustaría que hablaras de una pelicula que he oído pero no he tenido oportunidad de ver se llama "la chica de la valija" aunque no estoy muy segura del título es algo así....

saludos!!!!!

8:28 PM  
Blogger J Luis Rivera said...

Desde hace tiempo le he traido ganas a los Westerns de Delmer Daves pero no he tenido oportunidad de ver uno.

Gracias por recordarme que aún hay mucho por ver.

PD. Este blog es genial.

10:49 AM  
Anonymous Julio Olives said...

Como han dicho por ahí Daves es de esos directores obligatorios y Widmark lo mismo pero en el rubro de actores. Lástima que la historia los segundeó.

11:26 AM  
Anonymous Winnie said...

Qué buena película que vi hace mucho tiempo en la tv. No me acordaba que era de Daves porque solo lo tengo asociado con Yuma. Gracias por este post.

7:07 PM  
Anonymous 39escalones said...

Estupenda reseña de este gran western, uno de mis favoritos desde chico.
Me he dado una vuelta por tu blog, creo que es una labor importantísima recuperar viejas glorias olvidadas para salvarnos de la mediocridad actual imperante. En mi blog intentamos hacerlo de vez en cuando, pero lo tuyo es vocacional, veo.
Me pasaré por aquí más a menudo. Un saludo

11:24 PM  
Blogger g. neidisch said...

No conozco "The Last Wagon"!!! Sin embargo un inicio como el que describes me abre el apetito por leer el resto. Tu reseña me abre el apetito por verla. Llegaré al final? (por aquello del final feliz).
Muchas gracias por visitar mi blog. Y por dejar el comentario que dejaste.
Enhorabuena! El conocimiento del cine y del cine que no llega al Olimpo y compartir tal conocimiento va a ayudar a que perdure.

5:30 AM  
Blogger El Mostro said...

Como odiaba estas pelis del oeste, donde todos los cowboys eran rubios, limpios y de cabellos cortos, pulcros, aún en el medio del desierto. Pobres indios!

Saludos mostro.

4:02 PM  
Blogger El Mostro said...

P/s Richard Widmark siempre me pareció un buen actor.

4:03 PM  
Blogger harry-o said...

Hola.
Felicia Farr- viuda de Jack Lemmon- siempre destiló un atractivo fuera de toda duda; como magistrálmente demostró en "Bésame, estúpido" de Billy Wilder.
Un saludo.

2:07 PM  

Post a Comment

<< Home


View My Stats