OTROS CLASICOS

Un espacio para aquellos films poco recordados del período clásico y neoclásico

Name:
Location: Capital Federal, Argentina

Thursday, August 30, 2007

3 GODFATHERS (1948)



La pregunta es la siguiente: ¿Se puede hacer un film del corazón sin dar golpes bajos? La respuesta parece difícil, uno comienza a buscar ejemplos pero casi todos los que encuentra caen en recursos excesivamente melosos. No obstante siempre aparece un director que se maneja en esos límites como pocos, por no decir nadie, ese mismo es John Ford. Uno de los problemas más comunes de ciertas tramas sensibleras es que podrían transformarse en un costumbrismo chato o previsible quitando cualquier calidad de interés o sorpresa a la obra, al menos eso es lo que podría haber ocurrido con este film llamado “The 3 Godfathers”. Por suerte en manos de Ford, la trama cobra una fuerza narrativa visual que rompe con cualquier cliché y propone un crisol de sensaciones que se irán desprendiendo de las acciones mismas con la extraña naturalidad con la que van aconteciendo. Tres delincuentes llegan a un pueblo para robar un banco y luego huir atravesando un desierto hacia la frontera mejicana. Pero este carismático trío compuesto por John Wayne, Pedro Armendáriz y Harry Carey jr. no consigue ejecutar el plan tal cual lo acordado y es expulsado en una brillante persecución por el sheriff lugareño obligándolos a cruzar una gran extensión árida con muy poca agua. La peregrinación de los forajidos comienza cuando deben buscar un sitio del cual puedan conseguir algún líquido para beber en el corto plazo, cuestión que se va complicando con el correr de los minutos y los empuja a vagar de un lado a otro como si estuvieran atrapados en un juego demoníaco. Cuando la solución parece inalcanzable se suma un nuevo problema que dará un giro brusco pero acertado a la historia y es la aparición de una mujer a punto de parir en una diligencia abandonada. Este hecho cambiará significativamente el sentido de la huida para transformarla en un camino de redención para expiar los pecados cometidos.
Como se puede apreciar el film maneja el límite entre lo bíblico y lo real en el hecho epifanio de la aparición de este pequeño Cristo al que hay que salvar para de esta forma salvarse uno mismo. Pero en primera instancia lo que rueda Ford no es una parábola religiosa sino el continuo tema del hombre intentando encontrar su identidad. Los tres hombres sacrifican sus vidas por la del niño y eso les da la idea de un destino a cumplir. Luego hay relaciones entre el niño, la madre y el alguacil que no voy a detallar para no abundar en datos que puedan perjudicar la visión a aquellos que aún no la hayan disfrutado.
Otro de los aspectos de la puesta en escena fordiana es la belleza visual plasmada en ese hermoso scope en technicolor con que fueron fotografiadas las imágenes. Hay una escena en particular en la que los hombres deben soportar una tormenta de arena en unas dunas y al mismo tiempo refugiarse en unos arbustos. Lo poético está a flor de piel ya que observamos a las arenas bailar, pero no quedándonos con eso lo más interesante es la reflexión que nos dispara este momento y es que no deja de haber acción dramática. Wayne lucha contra el viento tratando de atar a los caballos, mientras que el paisaje predomina en el plano para que de esta forma se combinen lo poético y lo prosaico como un indicador de que ambas disciplinas pueden coexistir sin ningún problema. El baile de las formas de la naturaleza, el hombre que intena superarla y del otro lado el director que las combina para que nosotros, espectadores vivamos la experiencia artística.
La idea original de este relato proviene de una producción muda de 1919 filmada por el mismo Ford y llamada “Marked Men” en la que curiosamente trabajó como actor el padre de Harry Carey jr. (de nombre homónimo).
En definitiva “3 Godfathers” es una de esas películas que sólo Ford podía filmar porque sabía usar como nadie todo el cerebro para que en la pantalla quede todo el corazón.

Labels:

45 Comments:

Anonymous Heitor said...

Hola de nuevo tras las vacaciones. Ya echaba yo de menos esas críticas de películas desconocidas en una gran mayoría por un servidor. Bueno es volver a encontrarme con ellas.
Saludos.

3:24 PM  
Blogger J Luis Rivera said...

OH! No puedo esperar a ver esta!!!

4:42 PM  
Blogger Heriberto said...

Otra película para ver una tarde de domingo con palomitas en el sofá. Tantas películas que no he visto y que gracias a tu blog ahora se me hacen tan apetecibles.
saludos Budokan

5:04 PM  
Blogger Nelson, un habitante del patio said...

Aunque Ford - al igual que John Wayne - no es santo de mi devoción, hay que reconocer que su huella se nota en el mundo del cine. El género de los westerns le debe mucho a este director norteamericano.
Saludos,

5:08 PM  
Blogger mi despertar said...

Gracias por tus palabras, tu blog es magnífico

7:08 PM  
Blogger darkerr said...

Se ve que es una pelicula muy atractiva. Muy buena tu reseña, como siempre. Saludos.

7:09 PM  
Blogger Otra Chilanga said...

Pues sólo por esta recomendación la vería; generalmente, aunque me gusta el western (identifico a Wayne con el western), le rehuyo a John Wayne; claro que en manos de Ford uno esperaría precisamente lo que nos compartes: un filme de amor inteligente; cuando me la tope recordaré tus palabras y me repetiré: no es por Wayne, es por Ford.
Saludos desde México, gracias por la visita al güeblog.

8:39 PM  
Blogger Chemical Blogger said...

muy bueno el blog....me encanta saber de películas antiguas....sobre todo a que por cada 3 nuevas, veo una vieja,.
empezaré a ver más.

salu2

10:57 PM  
Blogger Té la mà Maria - Reus said...

como siempre contigo se aprende un montón de cine, me parece estar en un cine club de los de antes con coloquio final

saludos de tus amigos de Reus Catalunya

11:54 PM  
Blogger Tamaruca said...

Caramba, tal y como la describes me pena no haberla visto. Me quedo con el título ;)

12:55 AM  
Blogger lola said...

Muy buena película, y es que el binomio Ford-Wayne es de lo mejorcito. Tengo una duda, que espero que me ayudes a aclararla, ¿no hay una versión mexicana de esta película?

1:25 AM  
Blogger lágrimas de mar said...

no soy una gran adicta al cine
pero tomo nota de la peli

un beso

lágrimas de mar

4:05 AM  
Blogger Jesús Sanz Rioja said...

Muy buen comentario. La vi hace poco y me pareció uno de los mejores cuentos de Navidad que se han contado. Muy poco sentimental y muy espiritual. La crónica de una redención por el amor: "cada vez que lo hicisteis por uno de estos mis hermanos pequeños, por mí lo hicisteis".

4:37 AM  
Blogger Pliskeen said...

Ya me has vuelto a pillar!
Otra que apunto a la lista, tanto por tu comentario como por quien la dirije y quien la protagoniza (siempre fui un fan de John Wayne desde pequeñito)
Como ya se ha dicho por ahí arriba, Wayne y Ford, un gran tándem de la historia del cine.

Bajo mi criterio, John Ford ha hecho mucho por el cine en general, no solo por el western.
Además, es de los pocos directores que han conseguido que idolatre una comedia romántica (véase El Hombre Tranquilo/The Quiet Man)

Saludos y un placer leerte ;)

5:04 AM  
Blogger DECKARD said...

Gran película, sí señor. Se mueve siempre en el filo del sentimentalismo sin rebasarlo. Es muy vallente por esa combinación de ingenuidad e inocencia que la convierte en un gran cuento adulto. Y su emotividad queda grabada a fuego en la memoria.

Un saludo!

6:22 AM  
Blogger Milgrom said...

Ford, el tipo que simplemente hacía westerns, es y será siempre una de mis mayores referencias cinematográficas. La maestría de este hombre tras las cámaras creo que jamas ha sido ni será superada. Lamentablemente tengo un vago recuerdo de esta peli, así que aprovecharé tu fantástica reseña para revisarla de nuevo.

Si fuera profe de cine, obligaría a mis alumnos a leer este fenomenal blog.

6:28 AM  
Blogger Libertino said...

Linkeado en mi blog!!!
Un placer!

6:49 AM  
Blogger Brisa de Amor said...

Hola budokan!
Actores de primera, volveran a verse asi los actuales en 50 años?

Salu2 desde Argentina

7:00 AM  
Blogger Alfredo said...

siempre con buenisimas peliculas en tus coments...verdadero rescatador de clasicos "olvidados".

un abrazo
bye

8:09 AM  
Blogger Dr. Hichcock said...

Una película que me emocionó mucho.
Si los grandes directores de cine (Hitchcock, Huston, Kurosawa...) a la pregunta de quién era el mejor director del mundo, contestaban que era John Ford, sería por algo, ¿no?
Excelente crítica, como siempre.
Gracias.

11:08 AM  
Blogger Jorge said...

Te invito a ver el TRAILER de mi primera pelicula cortometraje
"TARDE DE TE".
http://kinettic.blogspot.com



Si no quieren pasar a la pagina y enterarse de todos los detalles de la produccion y los actores pueden verlo desde aqui http://www.youtube.com/watch?v=QlkNNBRvw4A

12:14 PM  
Blogger Jorge said...

Te invito a ver el TRAILER de mi primera pelicula cortometraje
"TARDE DE TE".
http://kinettic.blogspot.com



Si no quieren pasar a la pagina y enterarse de todos los detalles de la produccion y los actores pueden verlo desde aqui http://www.youtube.com/watch?v=QlkNNBRvw4A

12:19 PM  
Blogger g. neidisch said...

Armendáriz, Ford. A veces pienso que Ford veía a su arte también como un trabajo; le salía tan bien y tan bonito...

12:43 PM  
Blogger paco Montoro said...

Gran película del viejo Jack, la he visto tres veces y siempre se me hace corta y descubro algo nuevo en ella. John Ford es mi director favorito y todo su cine es magistral.

2:02 PM  
Blogger Licantropunk said...

Hace falta una gran habilidad para conseguir el propósito que cuentas. Se dice que hacer llorar al público es mucho más sencillo que hacerle reir: de lágrima fácil, que dicen. Melodrama fronterizo dirigido con mano maestra. No sólo el Western: el cine por entero le debe mucho a Ford. Y John Wayne también, claro.
Saludos

2:36 PM  
Blogger Mayory said...

Suena buenísima, tendría que entrar a arrendarla??...estará??...es vieja...mmmm, tendré que ver.
Un beso.

4:02 PM  
Blogger MALEFICABOVARI said...

Ford es un genio, a mi no me gusta particularmente el western, pero tengo que reconocer, que si alguien lo borda, es él. Además, me parece un orador de primera, un aleccionador de almas muy certero e interesante, y sobre todo, lo que mas me gusta, es su parquedad en palabras, y su gran fondo detrás de ellas, siempre cuenta lo que quiere, pero con arte del bueno, en miradas, en gestos, en finales con moralejas perfectas. Quizás todos debamos encontrar una tabla de salvación para salvarnos, y para encontrarnos, y qué mejor manera que hacerlo de la mano de otros, ayudándoles, y en ese gesto, olvidándonos de nosotros mismos, que ya sabes, que basta con parar la mente unos minutos, para que la perspectiva final sea la correcta, la válida. Y además, cuantas veces nos encontramos en los demás... vemos nuestro reflejo en su mirada...
Bueno, que me pongo petarda. Me ha encantado este post, yo creo que es el mejor tuyo sin duda alguna, pero cómo te queda mucho de qué hablar, y contarnos, le pondré un 9.5, poroque fijo que tienes de 10 unos cuantos esperándonos.
Un besazo fuerte, eres un crack, te admiro, gentelman de la red¡

6:01 PM  
Blogger Angélica said...

Hola, paso a saludar y conocer, muchas gracias por visitar mis rutas, serás bienvenido siempre. Me gustó mucho tu blog, muy interesante de verdad y más cuando uno disfruta de buenos clásicos, estaré viniendo.
Besis y saludos.

6:17 PM  
Anonymous Josmachine said...

No tenía ni idea de que esta película nacía de otra del propio John Ford. Es increíble de forma se impone la creatividad y la pasión por el trabajo de contar historias en los grandes genios como Ford. Vivir para contar.

*Off tópic* Me acabo de dar cuenta de que no te tenía añadido en el blogroll y eso es una imperdonable falta. Por favor, deme unas bofetadas.

Un abrazo.

2:14 AM  
Blogger Dani Lebowski said...

Curioso, no sabía que se trataba de un remake de una película del propio Ford.

¡Gran artículo!

2:52 AM  
Blogger Rosenrod said...

Y es que, si existe un director humanista, ése es, por derecho propio. Ford. Curiosamente, a esta película le cogí manía porque, cuando yo era crío, la reepetían constantemente en televisión. Sólo tiempo después (bastante tiempo después) pude comprobar lo equilibrada y bien narrada que está.

Un saludo!

3:14 AM  
Blogger nonasushi said...

Pero budokan, que voy a hacer con tanta peli. ¿De donde sacas tiempo hombre de Dios?

Pon una que sea mala y no recomiendes y así la lista no será tan larga.

Saludos

10:13 AM  
Blogger travismagee said...

Divertido y hasta emocionante western en clave de humor, con algo, incluso, de sensiblería que, por cierto, le sienta muy bien. Ver a tres hombrachones cuidando de un bebé resulta enternecedor, sobre todo si uno de ellos es John Wayne.
Ford dirige la cinta con maestría, logrando que, a pesar de que la cinta no tiene nada realmente genial, se recuerde con cariño.

4:53 AM  
Anonymous Anonymous said...

Que lucidez Budokan! das en el clavo de lo que me pega cuando veo una de Ford. La -cito- "combinación entre lo poético y lo prosaico" esa improbable combinación es lo que le da su efecto único a la obra de Ford. Prosaico también por esa brusquedad de espíritu de Ford, esa cosa plebeya, proletaria que lo aleja de la afectación "artística"
(Y desde ya que lo otro que me afecta tanto o más cuando veo una de JF es la alada presencia de Victor McLaglen)

2:17 PM  
Blogger Lady Zurikat said...

Hola, siempre perdido en el tunel del tiempo! Es que hay peliculas que uno quiere ver y volver a ver como El Halcon Maltes, El Diablo a las Diez y otras tantas...

6:40 PM  
Blogger Melissa said...

Hola, es mi primera vez por acá!
Lo seguiré visitando.

SAludos desde COsta Rica!!

Melissa

3:54 PM  
Blogger Perguiri said...

Verdad que da ganas de verla despues de haber leido tu excelente reseña. Película que no vi, pero me han contado. Me imagino las escenas que cuentas transmitidas perfectamente y demostradas increiblemente por el genio de John Ford. Gran hombre, maestro de la imagen, la fotografía única...

Saludos enormes!!
Y de vuelta: EXCELENTE BLOG!
Y como dijo alguien anteriormente: si yo también fuese profe obligaría a mis alumnos a leer tu blog!

PD: ME ENCANTARIA HABLAR CONTIGO SOBRE PELIS PERSONALMENTE!! DESEO PLATONICO NOMÁS!

11:35 PM  
Blogger BromoLuz said...

Otro ejemplo para mi podría ser "In the mood for love" de won kar wai. Simplemente nada de melosa y muy plástica.

Esta la voy a conseguir con presura también.

Saludos.

12:08 PM  
Blogger Dude said...

Todo un clasico si señor. No me habia dado cuenta de esa parte "cristiana" que tiene el film.

salu2

12:33 PM  
Blogger Miski said...

De esta película recuerdo la falta de agua, la arena, la carreta destartalada, pero estoy de acuerdo con algún comentario anterior en el que se apunta que en algunos momentos pueda ser demasiado "tierna". Impagable por ejemplo el ver al grandullón del Wayne con el bebé en los brazos.
Un saludo a todos.

5:13 PM  
Blogger Mer said...

el otro día justo un ser medio pelotudo me cuestionó por haber hablado pestes de una película "de amor" (según este ser) que caía en mil clichès y melosidades totalmente innecesarias... y me acusaba de no tener una vida feliz y sana, razón por la cual no podía tolerar uan película "de amor"... bueno, respondí que nada que ver, que una película puede tratarse de lo que fuere, que eso no la califica, pero que lo que sí lo hace son las formas, la manera de tratar los temas, las imágenes y los personajes, la manera de intentar que no se vean exactamente iguales a toda la porquería que años y años de cine ya nos mostraron... y bueno, creo que la anécdota se aplica acá, por la traigo a cuento.

Saludos una vez más.

5:57 PM  
Blogger LESLIE said...

Mi querido amigo que tengas una semana fenomenal y alegre!!!!! solo pasaba a leer tus escritos q siempre son entretenidos y q me enseñan mucho ya q la mayoria no los ví o no los recordaba.
Un beso

7:50 PM  
Anonymous Reservoir Blog said...

Hola, saludos. Te he dado un premio en mi blog que forma parte de un Meme, pásate por allí.

8:48 AM  
Anonymous 39escalones said...

Una película imprescindible. Estoy muy de acuerdo en lo relacionado con el formato Scope, y qué decir del gran Pedro Armendáriz. Además, en efecto, la película podría deslizarse hacia el sentimentalismo más burdo y postizo (problema de las comedias y el cine romántico norteamericano de hoy en día, sobre todo), pero Ford lo elude hábilmente. Por algo era quien era.
Saludos

11:16 PM  
Blogger FERNANDO SANCHEZ POSTIGO said...

un peliculón!!! John Wayne lo borda. El mejor actor de cine del Oeste. Representa el arquetipo de vaquero.

un abrazo

4:52 PM  

Post a Comment

<< Home


View My Stats