OTROS CLASICOS

Un espacio para aquellos films poco recordados del período clásico y neoclásico

Name:
Location: Capital Federal, Argentina

Tuesday, August 21, 2007

THE BAD AND THE BEAUTIFUL (1952)



Durante el transcurso de la historia del cine se emparentó la figura del productor con la de un insensible y tirano ejecutivo cuya única función era la de atormentar la figura del artista, en este caso el director, recortando el metraje de las películas que rodaba. A mi juicio me resulta una mirada excesivamente despiadada, y con esto no estoy negando que Irving Thalberg no le haya mutilado más de la mitad del metraje a “Greed”(1924) de Eric Von Stroheim o que Darryl Zanuck no le causase dolores de cabeza a Joseph Mankiewicz a la hora de filmar “Cleopatra”, pero también deberíamos realzar lo dificultoso que hubiera sido poder exhibir o simplemente visionar la versión original de “Greed” que duraba algo más de cuatro horas. Creo en el productor como en una persona a la que ha sido fácil demonizar mirándolo bajo la simplista lupa de la generalización. Mi recuerdo para con estos personajes apasionados por el cine viene a cuenta de este increíble film del maestro Vincent Minelli, que no hace otra cosa más que retratar la difícil personalidad de un productor de Hollywood en pleno apogeo del cine clásico de estudios.
Para los que amamos ese período nos encontramos con una riqueza a la hora de las citas cinéfilas que aparecen en el film que en cierto modo nos lleva en un viaje por la misma historia de esta fábrica de sueños en su época de mayor esplendor. Jonathan Shields (Kirk Douglas) es un productor de cine al que debemos adivinar a partir del recuerdo de tres personajes que fueron significativos para su vida: un director, una actriz y un guionista. Todos han sido convocados para trabajar en una película de Shields pero se niegan rotundamente considerando la propuesta de mal gusto. A partir de allí el film nos irá revelando a través de flash-backs el por qué de estas negaciones que tienen una fuerte explicación en el pasado y más precisamente en la relación que unió a cada uno de estos profesionales con el productor. En ese túnel del tiempo descubriremos a uno de los personajes más complejos y mejor construidos de la historia del cine, un hombre apasionado al extremo de pervertir a aquellos que lo aman a causa de cumplir su objetivo que no es nada menos que hacer un gran film. En esta bipolaridad Douglas se mueve como pez en el agua, esto debe ser un acierto de Minelli que sabiendo los problemas de sobreactuación que sufría el actor, le armó un personaje a medida o sea desbordado y cínico. La clave para leer el film es pensar en el trabajo que hace Minelli en relación a la historia y el personaje es parecido al de la araña que va tejiendo una telaraña a modo de trampa en la que va a caer finalmente la presa. El sutil manejo de las personas por parte de Shields se basa en ir enrollándolos cuidadosamente para que aunque no sepan como o se nieguen a colaborar con él, terminen haciéndolo aunque sea contra su voluntad. Pero no todo es negro en esta historia sino que también aparece el costado que mencionaba al comienzo del artículo, aquél que se ocupa de todo lo bueno que produjeron estos personajes y eso también se refleja aquí con la consagración artística que les otorga nuestro productor. Premios Oscar, Pullitzer y hasta contratos multimillonarios.
Entre las múltiples referencias al cine que se pueden descubrir está sin dudas el episodio en el que Val Lewton planea el film de clase B dirigido por Jaques Torneur que quedaría en la historia llamado “Cat People”, una referencia a la figura argentina Carlos Gardel en el personaje del galán apodado “El Gaucho” y por último y más importante la historia total que no es otra cosa que un retrato casi biográfico del mítico productor David O. Selznick.
Este personaje fue siempre motivo de controversia ya que se anteponía a la figura del director y llegó a tener un sello que identificaba a sus productos como obras de arte entre las que se encuentran “Gone With The Wind” (1939) y “Duel in the Sun” (1946) entre otras. Otro de los aspectos que retrata la obra de Minelli es la relación tormentosa que vivió con la actriz Jennifer Jones a la que convirtió en estrella. Quizás este sea uno de los hitos en la historia de las cintas que hablan del cine desde adentro o quizás sea sólo la vida de un hombre que amaba a las películas más que a las personas.

Labels:

37 Comments:

Blogger 1977 said...

Una de las películas más grandes de todos los tiempos. De ésas que te hacen amar aún más el cine. Yo tuve la suerte de descubrirla (y verla varias veces) en una sala de Madrid que reponía clásicos. Un lujo impagable.

4:31 PM  
Blogger Ivan Hernandez Jaramillo said...

gracias por visitar mi blog, el tuyo esta super bacano

ivancho

6:26 PM  
Blogger wílliam venegas segura said...

Mi talentoso amigo Budokán (primo de mi gran amigo de infancia: Sandokán) lo bueno de tu blog es que se trata de un espacio forjador de inteligencia ante el arte del cine y crítico ante la industria del... cine (se llama igual, qué queda). Está muy bien este comentario de un filme que uno atesora, como muchos de esa época en que el pasado fue mejor, como decía el poeta Manrique. Lo que me atrajo esta vez fue tu segmento sobre el papel del productor, por esclarecedor, para luego entrarle al filme. Sobre lo de Warren y Wílliam, qué importa, si todos los humanos debiéramos tener un solo nombre a ver si así acabamos con las discriminaciones. Saludos a Warren cuando venga por acá. Budokán: un abrazote, como si te lo diera Eisenstein, mi gran figura del cine.

10:25 PM  
Anonymous 39escalones said...

En España, esta obra maestra recibió el título, muy ilustrativo en este caso, de "Cautivos del mal". Sin duda, como apuntas, es un retrato despiadado de los productores, pero muy ajustado a la realidad en algunos casos. Es fácil para argumentar, acudir al ejemplo de Orson Welles, cuyas películas americanas fueron salvajemente mutiladas, llegando incluso a ser despedido de sus propios proyectos al llegar la fase de montaje. Sin duda, lo hacían por dinero y por triunfar en taquilla, pero también por miedo.
La película de hoy es la obra maestra de "el cine dentro del cine", sin paliativos.
Saludos

12:49 AM  
Blogger Sintagma in Blue said...

Douglas era un imán en la pantalla.
Grande entre los grandes!

12:57 AM  
Blogger Antero said...

Hola Budokan, te he nominado como uno de los Thinking Blogger Awards, que son una especie de reconocimiento de los blogs que más te hacen reflexionar.

Si no sabes muy bien de lo que va, en mi blog hay más información.

Porque entiendo que en la temática de tu blog no entran este tipo de cosas y porque es posible que no te guste continuar estas cadenas por mi parte no tienes ningún tipo de compromiso a continuarla, hazlo solamente si te apetece, yo no soy de los que se enfadan. Te seguiré visitando igualmente esperando tus "películas desconocidas"

Saludos

1:29 AM  
Blogger martina said...

Gran película Budokan. Ilustrada con una visión tremendamente irónica que hace reflexionar sobre el poder del cine dentro del cine.

2:07 AM  
Blogger DECKARD said...

Esto no es otro clásico, esto es un CLASICAZO. Uno de los mejores films de cine dentro del cine de la historia.

Los productores han sido siempre muy criticados por inmiscuirse en el trabajo de los directores, pero siempre es preferible un productor apasionado por el cine que un frío ejecutivo de una gran corporación, que es lo que predomina actualmente.

El que interpreta Douglas pertenece, sin duda, a la primera categoría. Odiado y admirado a partes iguales. El guionista, la estrella y el director de la película le critican como ser humano, pero tienen que reconocer que no serían nada sin él.

Un saludo!

4:35 AM  
Blogger Dani Lebowski said...

No conocía esta película, pero por la temática me recuerda a Cautivos del mal, también de Minelli y Douglas. Me encanta en esa película cuando Douglas apaga las luces y le narra como será la película de terror.

8:42 AM  
Blogger MALEFICABOVARI said...

Enorme esta película, enorme. Yo también estoy de acuerdo en que a Douglas, le van este tipo de papeles, es cuando realmente de desdobla y emite todos los registros de los que es capaz de albergar y mostrar....
Una joya.... y para verla mas de una vez, por supuesto¡¡¡¡¡
Estoy a tpe de trabajo, perdona si paso pquito.... perdona, mi gentelman cinéfilo¡
Bsssssssssssssssssssssssssssssss

2:17 PM  
Blogger Hatt said...

¡Qué bello film y qué fuerza la de Douglas Sr.!

2:41 PM  
Blogger Alfredo said...

tremendo filme un clasico absoluto

un abrazo
saludos

5:19 PM  
Blogger Brisa de Amor said...

Hola Budokan!
Kirk douglas, que talento y toda la familia douglas... vaya, vaya , vaya...cines clásicos de esos que seguiran estando en donde en las peleas ni se despeinaban!
que bueno de regalo a las mellizas algo tejido ...despues contame que fue lo que les llevaste!

un besito desde cerquita

5:33 PM  
Blogger paco Montoro said...

En la desaparecida revista Nickel Odeon nº 11 dedicada a la cinefilia, hay una encuesta de las diez mejores películas sobre el mundo del cine, las tres primeras son:
1ª Sunset Boulevard, 1950, B. Wilder
2ª Singin in the rain, 1952, G. Kelly y St. Donen
3ª The bad and the beautiful, 1952, V. Minnelli
Saludos

2:00 AM  
Blogger Möbius el Crononauta said...

Hola. Amigo Lebowski, ¡se tratan de la misma película! ;)
Un CLÁSICO en mayúsculas, uno de los mejores papeles para Douglas y toda una lección del cine sobre el cine. Las referencias son muchas y todas interesantes, y, en fin, Minelli difícilmente pudo hacerlo mejor. Para la posteridad la escena donde en las tinieblas Douglas y su partenaire idean la película sobre los hombres-gato.

7:47 AM  
Blogger Mayory said...

Chuuu, qué manera de saber de cine!!, yo no tengo idea, bueno aprender otra cosa.
Un abrazo.

9:43 AM  
Anonymous Anonymous said...

Warren Lee te dice:
Saludos y más saludos Budokan... Mirá, primero, lo segundo: no hubo problema con el intercambio de nombres, más que en eso como que estamos de acuerdo William y yo,a quién de paso le agradezco, más bien, que no se nos "desinflara" el estimado William, por ese intercambio de nombres; de mi parte, cederle mi nombre a William es como, diay, como prestarlo para que me lo devuelvan con brillo. Claro que si me hubieras confundido con Buuuu... ¡Ssssh!, ahí si estaríamos en problemillas.
Y ahora, de segundo lo primero: sobre esta nueva publicación: "The bad and the beautiful", te cuento que la disfruté hace años ¡y sorprendentemente! la tenía en el olvido y ahora... que entro a tu casa y me topo con semejante recibimiento, hasta que se me pararon los pelillos (4 gatos), por la sorpresa... qué gran película y qué acertado tu comentario.
Que estés muy bien...
Saludos de Warren Lee.

10:01 AM  
Blogger Cineahora said...

Sólo dire una cosa: ¡ Esta es una de mis películas preferidas !

11:12 AM  
Blogger mi despertar said...

Muy interesante tu blog te felicito

11:40 AM  
Blogger harry-o said...

Hola.
Película de visión obligatoria para todos aquellos que se consideran amantes del cine.
Como bien sabrás existe una especie de continuación, "Dos semanas en otra ciudad" ("Two weeks in another town"), fechada en 1962. Douglas y Minnelli vuelven a abordar con maestría una temática parecida. Si tienes tiempo y disposición podrías escribir sobre ella. Será un placer leer tú análisis.
Un saludo.

1:21 PM  
Blogger Rogolagos said...

Es cierto eso de la figura de los directores... me recuerda a la película EL Jugador (o el Juego de Hollywood).
Al final los productores hacen de puentes entre nosotros(los mortales) y los directores (los inmortales)... son como la piedra de Rosseta

7:31 PM  
Blogger Dr. Hichcock said...

Buff, obra maestra con un repartazo que asusta: Douglas, Turner, Pidgeon, Graham, Carroll...

11:26 AM  
Blogger Heriberto said...

Budokam: gracias por animarme con tus crónicas a dejar atrás mi incurable ignorancia en este tipo de cine.

4:34 PM  
Blogger travismagee said...

Excelente de principio a fin. Se trata de una de las mejores películas de la historia del cine, pues cuenta con una dirección, guión, montaje, ambientación, intrepretaciones y fotografía que todavía hoy en día siguen siendo insuperables. Imprescindible para cinéfilos y público en general. Oscar a la mejor actriz de reparto para la siempre excelente Gloria Grahame.

12:57 AM  
Anonymous troncha said...

No se que más decir que no hayan dicho ya, comentarte que no la he visto, pero una vez más tu reseña me obliga a verla, te estas empezando a convertir en un referente...

Saludos...

5:27 AM  
Blogger lola said...

Me gustó muchísimo cuando la vi, y aprovechando que la nombras Avaricia de Stronheim me gustó también, y efectivamente le cortaron mucho pero me parece una película increíble.

8:05 AM  
Blogger Mónica. said...

Muy buna película, la vi hace años.
Exclente tu comentario, se nota que hay estudio y trabajo detrás.
Bsss.

1:22 PM  
Blogger Juniper Girl said...

hola, no sé si ya publicaste algo de ella... pero hoy vi "The country girl", en español "Angustia de vivir" y pues era para saber que opinas de ella?
chau

2:57 PM  
Blogger alicia said...

Una de mis favoritas. Además de su reflexión sobre el mundo del cine, es un soberbio melodrama, tipo Minelli. Cuenta con unas interpretaciones magníficas y recuerda en ciertos aspectos a Ciudadano Kane. La que se puede considerar como su continuación, aunque Kirk Douglas no interpreta al mismo personaje, es un documento impagable de la Roma de la dolce vitta y de la Cinecittà

12:37 AM  
Blogger JLO said...

Nunca la vi, ni sabia q existia ja...

pero aunq sobreactue, amo a Douglas... asi q hare un esfuerzo por encontrarla...

saludos (muy bien 10, siga asi... ja)

1:49 AM  
Blogger Helena said...

Cautivada por ésta gran película me quedé yo el día que la descubrí. Luego la he vuelto a ver varias veces.
Refleja a la perfección el mundo del cine. Douglas interpreta formidablemente al despiadado y manipulador productor de cine, al que sólo le interesa ser el "gran creador" de películas, aún a costa de sus relaciones personales.
Magistral el guión de éste film, al que acompañan, también magistralmente, actores y director.

Saludos, Budokan.

5:34 PM  
Blogger NOEJACOBO said...

gracias por visitar mi blog espero que algunio dìa podamos ablar de cine en el msn nipoon_56@hotmai.com

6:36 AM  
Blogger Licantropunk said...

Gran análisis de la figura del productor cinematográfico. No olvidemos que el Oscar a la mejor película, el que cierra la entrega de premios, lo recoge el productor. Tenemos tendencia a imaginarlo como una figura avara que solo piensa en el gasto y el beneficio que le puede dejar la cinta, pero sin dinero no hay película hay aventuras peligrosas: es muy fácil arriesgar el dinero de otro.
Saludos

8:15 AM  
Blogger Raquel said...

Este blog es un baúl de películas! :)

Me "obligaron" a ver esta película para una asignatura de la uni y quedé encantada. El mundo del cine está tan bien retratado que es imprescindible si amamos el cine. Un mundo del que no somos conscientes. Tanto engaño y traición para poder hacer grandes películas con el consabido beso final. Sólo para nuestros ojos.

Un saludo.

11:37 AM  
Blogger Natalia Book said...

Grandísima película. Y es que ya es buena sólo con el título. ¿No es cierto que las grandes obras maestras no lo son si falla el título?
Saludos

2:43 PM  
Anonymous sazmann said...

Clásico inolvidable!
Me parece la mejor peli de su director junto con "Dos semanas en otra ciudad". Minelli no es santo de mi devoción pero en esta peli se sale. Una de la mejores pelis sobre cine.
Saludos!

12:19 AM  
Anonymous Pablo said...

Un extraordinario melo-drama de Vicente Minnelli. Es yo diria una película sobre peliculas (cine dentro del cine), un argumento muchas veces utilizado en Hollywood, pero claro no de esta manera tan contundente, retratando tanto las grandezas como las miserias del mundo del séptimo arte. Y es que de verdad Minnelli se salió, tejiendo una historia perfectamente montada sobre la vida que gira en torno a un productor de cine, "cojonudo" Kirk Douglas, pero tampoco hay que olvidarnos de una bellísima Lana Turner, y en uno de sus mejores papeles. Pero vamos que el reparto es de por si sensacional. En fín, un peliculón de los que hicieron época, con cinco Oscar en su haber. Una película para no perdersela por nada del mundo. Matrícula de Honor. Saludos!!!.
En 1962 Minnelli volvió a repetir el tema con la película "Dos semanas en otra ciudad" ("Two Weeks in Another Town"), y también con Douglas de protagonísta.
www.http//:pablocine.blogia.com

9:42 AM  

Post a Comment

<< Home


View My Stats