OTROS CLASICOS

Un espacio para aquellos films poco recordados del período clásico y neoclásico

Name:
Location: Capital Federal, Argentina

Tuesday, September 25, 2007

THE WOMAN IN THE WINDOW (1944)



Allá por 1946 las revistas francesas comenzaron a llamar bajo el mote de “noir” a un grupo de films que provenían de los Estados Unidos y que poseían ciertos elementos temáticos y estéticos en común que los emparentaba transversalmente con el cine francés que se conocía como “de los bajos fondos”. Sin embargo la verdadera influencia creadora de este género cinematográfico proviene de la literatura norteamericana de policiales negros escrita por geniales autores como Raymond Chandler, Ernest Hemingway o Dashiell Hammett. Pero para hablar de ésta obra de Fritz Lang quiero retomar la primera enunciación del término por los franceses porque puntualmente el conjunto al que aplicaron la palabra “noir” está compuesto por cinco películas. Las mismas eran “Double Indemnity” (Billy Wilder), “The Maltese Falcon” (John Huston), “Laura” (Otto Preminger), “Murder, My Sweet” (Edward Dmytryk) y “The Woman in The Window” (Fritz Lang). Este antecedente sitúa al film que comentamos en un lugar de privilegio histórico ya que se lo considera fundamental a la hora de entender los tópicos y funciones de este género renovador, tal vez uno de los más importantes de Hollywood.
La trama nos muestra a un profesor de psicología (Edward G. Robinson) que se junta con sus amigos en un selecto club a debatir sobre los peligros que podría significar para gente de su edad adentrarse en una aventura prohibida. Inmediatamente al terminar la discusión el catedrático busca en la biblioteca el erótico libro del Rey Salomón “El Cantar de los Cantares” y a través de su lectura se pierde entre sueños. Luego de esta breve siesta se dispone a marcharse a su hogar pero en el camino se detiene a apreciar en una vidriera un retrato pictórico de una hermosa mujer. De manera misteriosa la misma modelo del cuadro aparece como un espectro fantasmal al lado de nuestro protagonista pidiéndole fuego. De ahí se van a beber unas copas a un club nocturno y más tarde al departamento de la dama para conocerse más en la intimidad. Cuando todo parece marchar bien en medio de la velada irrumpe un hombre de forma violenta intentando matar al docente. A partir de ese momento la cotidianeidad pasa a transformarse en una suerte de pesadilla de la que no se tiene escapatoria.
En este caso el elemento trágico está dado por el paso de más que da nuestro protagonista al envolverse en una aventura con una mujer mucho más joven que él luego de haber sido prevenido por sus colegas cuando justamente este idilio amoroso está condenado socialmente. Una de las características de éste género era la de mostrar las capas ocultas del sueño americano denunciando su falsa existencia al evidenciar los aspectos más oscuros del mismo. En este relato se puede ver que los tres hombres que se acercan a la joven y bella femme fatale (Joan Bennett) terminan mal (dos son asesinados y el restante es un asesino suicida). Pero esta mujer actúa como aquellas sirenas de la mitología encantando a los caballeros con la belleza que irradia su retrato. Pero una de las cosas que Lang nos quiere decir con esta historia es que en la Norteamérica de 1940 no estaba bien visto que un hombre respetable salga con una mujer más joven y mucho menos si ésta pertenecía a una clase social inferior. Volviendo a la narrativa hay un aspecto que no ha quedado muy bien y es el final, que no pretendo revelar por respeto a aquellos que lo desconocen pero que desgraciadamente tuvo que ser cambiado de la idea original presente en la novela de J. H. Wallis. El realizador cinematográfico se vio forzado a torcer el desenlace por uno edulcorado y moralista que pudiera superar la censura del código de producción de la época.
En relación a los aspectos de puesta en escena hay que rescatar un rasgo bien característico de Lang y es el de mover la cámara sutilmente con pequeños travellings hacia atrás y adelante y delicados paneos laterales que siempre están en función de presentarnos de manera más dramática el espacio. Quizás sea porque el director vienés era un amante de la arquitectura y priorizaba la especialidad, en su cine abundan los objetos que nos dan sentido de profundidad en los decorados y las sombras propias heredadas del expresionismo. El otro acierto es la elección del elenco que encabeza un extraordinario Edward G. Robinson en una actuación medida y un gran segundón como Dan Duryea que aparece para darle fuerza a la historia en un momento en el que podría haberse caído. El guión de Nunnally Johnson está construido con símbolos muy bien integrados a la trama como las luces o veladores que se prenden en diferentes momentos del film como si quisieran marcarnos un camino entre sueños o un vano intento de despertar de la pesadilla al profesor. Otro ejemplo es el medicamento que consume el protagonista que de tomarlo en exceso podría golpear letalmente su corazón como una clara referencia a los miedos de vivir intensamente en una edad en la que esto parece vedado.
Me gustaría terminar con una referencia a la siguiente película de Lang llamada “Scarlet Street” (1945) que no sólo tuvo una temática similar pero un poco más arriesgada, sino también al mismo elenco compuesto por el trio Robinson – Bennett - Duryea. Por eso es fundamental apreciar “The Woman in the Window” y “The Scarlett Street” como dos pequeños retratos del hombre de clase media norteamericana que es castigado por atreverse a desafiar el lugar sistémico que le toca ocupar entregándose a vivir algo que no está diseñado para él.

Labels:

69 Comments:

Blogger Evan said...

No conocía esta película, pero lo que me gusta de tu blog es que me nutro sobre estos temas, que me interesan y no estoy tan al tanto.

Te dejo saludos!

7:34 PM  
Blogger Guido said...

Maravillosa.

Me encanta que desempolves peliculas como esta.

Ver a Edward G. Robinson siempre es una delicia, y ni se diga de Dan Duryea, tal vez el "character actor" mas menospreciado que existe.

En julio por fin salio en DVD en Region 1 y me encanta tenerla justo al lado de Scarlet Street.

9:06 PM  
Blogger Planocenital said...

Increíble película!
Si hay algo que distingue a un buen film noir es su marcado espíritu onírico. Recuerdo ahora la genial Sed de mal, del gran Orson, o la más actual Femme Fatale, del gran Brian.
Saludos y, como siempre, muy bueno el blog.

9:38 PM  
Blogger Major Reisman said...

Buenas

Esta película es una joya. Tuve la suerte de verla en la Filmoteca Nacional de Madrid en pantalla grande. La escena en la cual Robinson se queda embelesado mirando al cuadro y entonces le parece ver que la cara de la modelo se desdobla es realmente buena.

Y efectivamente, el final es lo que más chirria de la película. Pero supongo que Lang prefirió no meterse en lios.

Un saludo y felicitaciones por el blog

10:59 PM  
Blogger Té la mà Maria - Reus said...

como siempre muy buena critica del este mal nombrado cine negro, me quedo con el halcón maltés todo un clásico

saludos desde Reus de tus amigos

11:53 PM  
Anonymous 39escalones said...

Es una de las mejores películas de Lang (y mi favorita), y desde luego, Edward G. Robinson (otro de mis favoritos) alcanzó altísimas cotas de perfección en su actuación.
Excelente post, me ha encantado encontrarme con una de mis cintas "fetiche".
Abrazos

12:01 AM  
Anonymous Josep said...

Siempre me ha llamado la atención la sutil diferencia entre el título original y su traducción en España como "La Mujer del Cuadro".
El original puede interpretarse bien como referencia a la mujer que aparece en el retrato que está detrás de la ventana, pero también a la imagen real que la misma ventana refleja.
En el título español, prima la imagen pictórica.
Esa diferente interpretación es equiparable a la discusión relativa al final de la película, que ha dado -y dará- lugar a opiniones diversas y contradictorias.
Gracias por el post.
Saludos.

1:38 AM  
Blogger lágrimas de mar said...

las pelis antiguas en blanco y negro me encantan

besotes

lágrimas de mar

3:10 AM  
Blogger Liška said...

Temáticas que hacen época, que rompen los moldes de lo prohibido... Bella descripción Budokan, como buena fetichista mi gusto por los detalles que la envuelven ;-)

Mi abrazo caballero

3:21 AM  
Blogger Dani said...

Hola Budokan!

Me ha encantado el artículo (yo considero tus críticas artículos y no meros posts-merecerían estar en una revista de cine-)

El caso es que me dan mas ganas de ver cine clásico,el cual me empieza a gustar ahora que ya soy mas viejo ;o)

Saludos y felicidades por el blog,viendo el número de comentarios se ve que es un éxito!

3:24 AM  
Blogger Otra Chilanga said...

Gracias por estos momentos, ya puedo regresar a mi mundo; tengo sueños suficientes para ello. Gracias también la visita al blog.

3:36 AM  
Blogger El ascensorista said...

Una obra maestra. En este caso a mí si me convence el final impuesto (cosa que no me ocurre con otros filmes de Lang) xq dota a la historia de un sustrato freudiano interesante.

Saludos.

3:37 AM  
Blogger Milgrom said...

Una gran película. Lang, como buen expresionista que fue, consiguió traspasar todo su background en la nueva etapa americana. El cine negro recoge una gran influencia del expresionismo y Lang es uno de los máximos exponentes. Amo esta película.

3:52 AM  
Blogger mi despertar said...

Tu blog como a Evan, nos nutre, me lleva a momentos vividos. realmente interesante,que traigas recuerdos a los lectores de un pasado que conocieron, o no conocieron.

4:22 AM  
Blogger lola said...

Soy fan de Robinson, era un gran actor, que lo mismo podía hacer de gangster malvado que de hombre medio, eso lo demuestra perfectamente en Pasaporte a la fama. Saludos!!!

5:42 AM  
Blogger Hatt said...

Lo que más me gusta de la película es la turbiedad que se respira en el ambiente. Aunque nunca me ha terminado de cuadrar E.G.Robinson haciendo de "pelele" por muy fatal que sea Joan Bennet.

Un saludo.

6:00 AM  
Blogger Dani Lebowski said...

Obra maestra absoluta, en España se llamó La mujer del cuadro. Yo soy de los que opinan que el final debió de estar impuesto.

SPOILERS: Tuvo que ser algo inconcible para el estudio que Robinson muriera al final del filme.

7:14 AM  
Blogger Beyond Flix said...

Para variar, otra peli que desconozco pero que quiero ver, vamos a ver si la mula se porta bien...

salud!

8:00 AM  
Blogger love_crochet_forever said...

hola ,como esta mi gran amigo budocan ,cuanto tiempo ! aqui pasando y como siempre ya no se que mas decir siempre con estas grandes ,ilustrativas informaciones sobre este grandioso mundo del cine ,infaltable en cada hogar ,infaltable en nuestras vidas jeje ,aqui pasando tarde pero no olvidando tu grata companñia y tus comentarios ,he estado como todo el mundo en miles de cosas ,entre tanta cosa y actividad diaria sobre todo el finde viendo pelis de todo estilo ,mas bien mi esposo ,el es el fanatico y debo reconocer que la mayoria de las peñis vistasson buenas unas mas que otras ,como otras un tanto la verdad ridiculas ,ejemplo vimos la pelui AL FINAL DE LA ESCALERA ,NO RECUERDO DIRECTOR ,NI ACTORES ,PERO ES BUENA . AH MI ESPOSO ES FANATICO DE PELIS DE CANPENTER ,STEFEN KING ,Y LAS CLASICAS DE LOS AÑOS 80 .LE ENCANTA EL TERROR ,LA ACCION Y ALGO DE COMEDIA ,A MI LO PERSONAL ,LAS DE ACCION ENTRETENIDA ,SUAVES ,SIN MUCHA VIOLENCIA ,PELIS CON CONTENIDOS Y MORALEJAS ,PELIS QUE ME SOBRESALTEN !! SIN TANTA NECESIDAD DE TANTA TINTURA ROJA!! JIJIJI
UN SALUDO Y GRACIAS POR LOS GRANDES APORTES E IDEAS AMIGO,QUE ESTES MUY BIEN !

9:33 AM  
Blogger lenoreanabel said...

Ah, qué gran película del maestro lang! Aquí se tradujo como 'la mujer del cuadro' aunque creo que 'la mujer en la ventana' me gusta más, es más sugerente y como decía josep en su post da más juego a la trama. Me encanta el cine negro, también la novela negra. Es uno de mis géneros favoritos, algunas veces revisitado con éxito aunque no demasiado. Edward G. Robinson era un monstruo, en el buen sentido de la palabra, de la pantalla. ;-) Se echan de menos más actores así y menos guaperas de tres al cuarto. A ver si te gusta Richard Hawley, espero que si, saludos.

10:16 AM  
Blogger Juniper Girl said...

Más para aprender!

12:01 PM  
Blogger paco Montoro said...

Con motivo de un especial en la revista española Dirigido por...al maestro Lang, me organicé un ciclo por mi cuenta del susodicho director. Incluí sus obras maestras del cine mudo, hasta Los Crímenes del Doctor Mabuse. Fritz Lang ha tocado casi todo los géneros y digo casi porque creo , corregirme por favor si me equivoco, que el musical no lo tocó.
Para mi gusto Lang es uno de los grandes, junto a Ford, Hawks, etc.

1:34 PM  
Blogger >> a l e x i s said...

Como dice Evan tampoco la conocía pero siempre es bueno aprender cosas nuevas sobre todo si son interesantes como en éste caso.
Saludos.

3:41 PM  
Blogger Mario de Gea said...

Muchas gracias por tú visita a mi blog.

He colgado un post nuevo que te invito a leer.Espero que te guste.

Un saludo afectuoso!!

4:01 PM  
Blogger CyRuS said...

Esta pelicula no la vi, pero gracias a tu post, la estoy buscando para verla.....

7:51 PM  
Blogger mi despertar said...

Gracias por tus palabras. mi nombre mucha viene del pintor Mucha checueslovaco
besos enormes para vos

10:02 PM  
Anonymous Pliskeen said...

Siendo el cine negro uno de mis géneros favoritos, desde luego apunto este título a la ya larga lista de pendientes.

Saludos ;)

2:50 AM  
Blogger Rosenrod said...

Tienes toda la razón: ¡lástima de final! Pero todo lo anterior una maravilla; por cierto, no deja de ser curioso que, en España, se la conozca como "La mujer del cuadro" (título bien llevado con lo que sale en la película, desde luego, pero... ¿por qué no les gustaría la ventana a los traductores del momento?

Un saludo!

3:12 AM  
Blogger MarioBava said...

Maravillosa pelicula y maravillosa critica que te has trabajado.Estas que te salessss ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

un abrazote

5:52 AM  
Anonymous Heitor said...

Desde luego parece una peli digna de ver, sobre todo con el gran Edward G. Robinson. Así que como siempre digo: apuntada!!

11:01 AM  
Blogger alicia said...

Mi favorita de Lang. Maravilloso guión, soberbios Edward G. Robinson y Dan Duyrea, y bellísima Joan Bennett ¿se puede pedir mas?

1:23 PM  
Blogger El Toro de Barro said...

No quiero ocultar mi fascinación por Edward G. Robinson, cuyos gestos con todo un homenaje a la monumentalidad. Creo, no obstante, que sin ese lenguaje típicamente expresionista de los claroscuros, su fulgor habría tenido muchas más dificultades para hacerse notar. Lo que antes era la consecuencia de un límite tecnológico -me refiero al blanco y negro- ahora se ha convertido en una posibilidad de elección desgraciadamente aprovechada por el cine contemporáneo.
Aprovecho esta entrada -una más de las muchas que he hecho a este espacio tuyo, que tengo vinculado al mío con el nombre de "clásicos del cine"- para agradecer tu presencia en él. Se que estos encuentros tienen mucho de casualidad, pero también sé que el destino lo escriben las elecciones particular de quedar o no quedarse. Y yo, querido amigo, me quedo aquí, en esta casa llena de curiosidades y -por qué no decirlo- de melancolía---

1:41 PM  
Anonymous Anonymous said...

Marinero (Alberto Q.)
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

No la conocía. Gracias. Seguro que es una verdadera joya, por lo que cuentas.

Saludos

2:38 PM  
Blogger Roger said...

Hola BUDOKAN, muchas gracias por seguir entrando en Cine HOY.

Y gracias también por insistir... ya que... hay que reconocer que lo tenía muy abandonado.
GRACIAS, espero que te siga interesando todo lo publicado.

Nos vemos.

2:46 PM  
Blogger Nelson, un habitante del patio said...

Tampoco he visto esta película que comenta nuestro amigo Budokan, pero la historia se ve buenísima, y seguramente vale la pena.
Nos pondremos en campaña para verla a la brevedad.

Saludos,

3:45 PM  
Blogger Mer said...

The woman in the window es INCREIBLE según mi humilde criterio.

Y tengo Cinecanal Classics desde hoy je. En contra lo que pensaba, estuve viendo la programación y está bastante buena. Hoy me voy a ver Come September que nunca la ví. No le tengo muchas esperanzas pero habrá que ver...

Saludos!

3:52 PM  
Blogger sebinsky said...

Hace mucho no veo peliculas en blanco y negro, me gustan porque tienen una mística distinta saludos!

7:11 PM  
Blogger DECKARD said...

Si Hitchcock fue mi primer amor cinematográfico, Lang fue el segundo. Y este magnífico díptico que tan bien comenta, a pesar de ese final impuesto, es una de las cumbres del séptimo arte.

Un saludo!

12:17 AM  
Blogger Antonio Rodríguez said...

No sabía que venías de tan lejos. Me alegro de llegar a tu blog y encontrar dentro ese paraiso cinéfilo y tanta gente gozando del mismo. Felicidades y te engancho. ¿Hace?
Un abrazote

2:42 AM  
Blogger mi despertar said...

te dejo un abrazo de finde
M.

6:23 AM  
Blogger i75mara said...

Fantástico post ! Es la primera vez que visito tu blog y me vas a tener por aquí a menudo. De las películas que mencionas conozco sobretodo "El halcón maltés", una de mis favoritas, la igual que el libro. Ésta que mencionas no la visto. Me la apunto.

Salud!

8:08 AM  
Blogger CyRuS said...

Esta pelicula me hizo recuerdo a otra que vi, mas o menos por esa epoca tambien en blanco y negro pero se trataba de un fantasma de un cuadro en una casa, el cual iba a visitar en las noches a la mujer que dormia en el dormitorio, no se si la viste esa pelicula la verdad no me acuerdo del titulo.....(El hombre del cuadro parecia un Capitan de un barco, con barba y un gorro)

8:21 AM  
Blogger Miski said...

Magistrales la película y el comentario.
Un salu2.

11:36 AM  
Blogger MALEFICABOVARI said...

Hoy te has salido, te ha quedado enorme el post, y tus letras y conclusiones, mas. Mira, es un film que habla de la hipocresía, aunque quiera denunciar la doble moral, los castigos eternos que esta conlleva, y todo lo que quieran condenar, finalmente, es hipocresía lo que destila.
Esta peli no la he visto, pero tiene una pinta estupenda, la anoto, con las otras. Ahora estoy con Berman, lo descubrí demasiado tarde, pero valió la pena. Un besazo, cada día me sorprendes mas gratamente.... Creo que eres.... perfecto¡

3:58 PM  
Blogger Licantropunk said...

El castigo al que se sale de su posición, al que se resiste a ocupar su lugar. Supongo que también surge de la educación clasista que debió tener el director austriaco, hijo de un arquitecto famoso. El contexto de la obra, que no se puede obviar si se quiere hacer un análisis profundo, como los que tan perfectamente se realizan en este blog.
Saludos.

5:22 PM  
Blogger Rodi said...

Vuelves a demostrar que eres toda una enciclopedia cinéfila. Esta película creo haberla visto hace muchos años, sólo guarda un bago recuerdo de ella.

Saludos.

7:04 PM  
Anonymous Loazz said...

Budokan, gracias por tus comentarios en la picadora, la verdad es tu blog me gustó mucho asi que puse un link en mi blogroll y una recomendación como respuesta.
Me habían recomendado esta película y la voy a ver para comentar algo pronto.
Un abrazo seguí asi

8:40 PM  
Blogger Otra Chilanga said...

De nuevo por aquí, viendo si había algo nuevo y pasando por algunos de aquellos apuntes que aún me falta leer... ¿se me estará haciendo vicio?

3:43 AM  
Blogger Luna Agua said...

Un blog sorprendente y valiente al rescatar un cine ya olvidaod y oculto.
Gracias por pasar por mi espacio y así poder llegar al tuyo.


felicitaciones

10:24 AM  
Blogger Daniel Quinn said...

Totalmente de acuerdo, me parece una de las grandes películas de Lang, a pesar de una resolución que parece impuesta por el sistema hollywoodiense de la época y que empaña ligeramente el regusto final. Por eso creo que en Perversidad (Scarlett Street) Lang hace al fin la película que quiere, en la que pone una fuerza descomunal en retratar la crisis del hombre contemporáneo. Eso sí, los actores impresionantes en ambas.
Un saludo!

10:39 AM  
Anonymous dude said...

Cuando pasas la barrera de los 50, me pierdo. A menos que sea algun clasico ya reconocido, pero claro, este blog no va de eso. Afortunadamente que la menciones, hace que me entre curiosidad.

Por cierto excelente reseña sobre "esta casa es una ruina", que fue como se titulo en tierras ibericas.


salu2

12:55 PM  
Blogger La Gata Insomne said...

aquí siempre se aprende un montón!!!
me encanta la trama, y como dices, la personificación de este tipo de mujer fatal, que fatal sí que es, es como las sireas a las que se enfrentaban los marineros y Ulises, con algo tan atractivo que las hacía imposibles de apartar, y finalmente terminaban matando a los enamorados.
En psicólogía arquetipal, se habla de "{anima negativa", los aspectos femeninos "encantadores" que destruyen a quién se deja vencer por sus "encantos"

gracias nuevamente

11:55 PM  
Blogger Sintagma in Blue said...

Magnífica reflexión.

besos in blue

2:56 AM  
Blogger el_situacionista said...

Brillante película, sin duda, como brillante entrada has hecho sobre ella.

3:16 AM  
Blogger travismagee said...

Excelente película de Lang, dotada de un envolvente y sugerente clímax gracias a un guión, complejo pero rico en detalles de todo tipo, y a una fotografía en blanco y negro inteligente,con vida propia. Atrapa al espectador, aunque no sepa qué está viendo exactamente (luego todo se aclara, claro).

5:47 AM  
Blogger Warren Lee said...

Tomo nota y me la llevo de tarea...
Saludos, Budokan.

10:44 AM  
Blogger Alfredo said...

como siempre aca se aprende
de paso, pasate por el blog, comento una peli, que de seguro has visto, me gustaria saber que piensas de ella.

saludos

2:44 PM  
Blogger Heriberto said...

Toda esa atmósfera , todo ese género que traes muy bien a colación. Un saludo a vos Cinerudito.

3:58 PM  
Blogger LESLIE said...

Ahora esta si..... re viejita!!!! nop no la vi ni oi de ella :( asi q haber y si la consigo!, tu crees!?
veremos.
Un abrazote amigo!

8:48 PM  
Blogger Miss Julie said...

Magnífica peli, pero el final... ¡desluce todo! Imposible que el maestro Lang lo hiciera así, tuvo que ser impuesto.

9:40 PM  
Blogger harry-o said...

Hola.
Inquietante película que nos ayuda a entender el por qué de las debilidades humanas. Magistral.
Un saludo.

4:47 AM  
Blogger darkerr said...

Otra para la lista de las descubiertas, pendientes y que valen mucho, saludos y gracias por el brillante post, da gusto leerlo.

12:27 PM  
Blogger Raquel said...

Es una gran película negra, pero sinceramente se ha quedado muuy envejecida. Ese final en la época era una gran baza, pero ya no convence.

Quizá sea por la existencia de Perversidad... Esa sí que un milagro de maldad.

Saludos.

10:43 AM  
Blogger Jesús Sanz Rioja said...

Hace poco he revisionado "Perversidad", otro de los buenos trabajos de Robinson para Fritz Lang. Por cierto, hoy se abusa de la denominación "negro" aplicándolo a toda narración policíaca. No es eso.

3:48 AM  
Blogger Stephen Connelly said...

Esta peli sí que es una obra maestra. Yo le doy un 10 de cabeza. Un 10 para el guión, otro para la dirección y otro para los actores.
Y la atmosfera...irrepetible.

3:24 PM  
Anonymous sazmann said...

Gran clásico del cine negro y de Lang, un placer leerte.
Esta y "Perversidad" (Scarlet Street) son dos pedazo de joyas sustentadas por el buen hacer de Edward G. Robinson.
Te linkeo!

1:55 AM  
Anonymous Pablo said...

Una de las mejores películas de génro policiaco del genial Fritz Lang. Y en donde logra uno de sus más meritorios trabajos durante su extraordinaria carreta en Hollywood. La trama pués nos cuenta las peripecias que le suceden a un profesor, cuando su mujer y sus hijos se marchan de vacaciones, y una desconocida le pide fuego para encender un cigarrillo... Bueno ya no cuento más porque si no la "cago". Con unas interpretaciones fuera de serie:Edward G.robinson,Joan Bennett y un Dan Duryea que se sale (pero que pedazo de actores habia por aquel entonces, madre mia). Y así claro etá a Lang le salió una película autentivcamente redonda, y en donde por supuesto cada vez que la das una nueva revisión, te gusta mucho más. En fín, un peliculón que te engancha desde el principio y te va sumiendo en un clima de suspense cada vez más creciente e irrespirable. Matricula de Honor. Saludos Budokan, y perdona el "rollo".

5:54 PM  
Anonymous smonje said...

Me gustó.También "Scarlet Street" que aquí la tradujeron como "Perversidad".El cine negro de esa época está entre mis géneros favoritos. Budokan, gracias por tu comentario de hoy en mi blog.

11:36 AM  
Anonymous raquel said...

hola!
detalle un poco tonto y sin importancia: cuando la mujer se acerca a hablarle, cuando aparece en el reflejo de la vitrina, no le pide fuego, solo le dice que va a veces a ver la reaccion de la gente frente a su retrato. como se siente sola lo invita a tomar un trago, luego el va a su departamento porque la mujer le va a enseñar mas pinturas.... tal vez soy "muy inocente"... pero asi lo vi yo, todo fue un mal entendido, el no tenia intenciones de engañar a su mujer, pero somo dicen "no hagas cosas buenas que parezcan buenas" porque llega un señor y te intenta matar y acabas enrollado en un circulo vicioso de situaciones
jajaja... ay, bueno........ eso era todo
es que estoy trabajando sobre la pelicula para una tarea que me dejaron.
aparte de eso, felicidades por tu articulo... muy bien escrito. me dieron ganas de leer lo demas que has escrito.

6:15 AM  

Post a Comment

<< Home


View My Stats